Español

Trabajo líquido

Cómo aprovechar el talento de un universo laboral mucho más amplio

Hoy nos encontramos en medio de una enorme transformación en nuestra forma de trabajar. La pandemia de COVID-19 no solo ha acelerado las tendencias que estaban emergiendo pero que habrían tardado años en alcanzar una adopción masiva; también ha cambiado la visión de las personas sobre el futuro.

Antes de este evento, las organizaciones dependían de un plantel de gente capacitada con roles y habilidades bien definidos para alcanzar los objetivos comerciales. Pero el mercado laboral ha cambiado tanto en este último año que muchas compañías han comenzado a prestarle atención a diferentes formas de trabajo para mantener la productividad.

Durante la industrialización, y hasta hace unas décadas, el trabajo se realizaba en grandes edificios centrales. Los trabajadores tenían poco o nada de flexibilidad, un puesto fijo y el trabajo era un esfuerzo de colaboración presencial. A partir de la irrupción de las tecnologías de la comunicación, aquello que solíamos considerar “sólido” (la oficina, nuestro puesto de trabajo, los horarios, nuestras propias competencias) se está volviendo cada vez más fluido. Esto ha provocado que las fronteras entre trabajo y vida personal se vuelvan difusas, tanto en el espacio como en el tiempo. Podemos trabajar en cualquier momento y desde cualquier lugar que tenga conectividad.

Los arreglos de trabajo flexible ya estaban avanzando antes de la llegada del COVID-19 impulsados por el desarrollo explosivo de las tecnologías móviles, la gran penetración de Internet, el auge de las redes sociales y el surgimiento de una generación de nativos digitales decididos a adoptar una nueva forma de consumir basada en el uso compartido más que en la propiedad. Esta modalidad demostró tener grandes beneficios tanto para las empresas como para los empleados –especialmente para las generaciones más jóvenes que prefieren trabajar con un alto grado de flexibilidad– con niveles significativamente mayores de productividad, bienestar personal, salud y felicidad1.

Estos cambios, entre otros, han catalizado la llegada de la Gig Economía. Las aplicaciones, las plataformas de trabajo freelance y las herramientas digitales colaborativas que han surgido en los últimos años responden tanto a la creciente demanda de talento por parte de las empresas como al requerimiento de más alternativas de empleo flexible por parte de los trabajadores. En 2020, esta tendencia comenzó a consolidarse con una mayor disponibilidad de personal calificado que nunca, tendencia que los especialistas esperan que siga creciendo en los próximos años2.

Lo cierto es que hoy, las empresas están evolucionando desde las tradicionales estructuras rígidas –tanto en la forma de trabajar como en el diseño del espacio físico– hacia modelos más fluidos que se adaptan mejor al cambio. Los modelos tradicionales ya no responden a la velocidad de las transformaciones de la era digital y, mucho menos, a la realidad que nos ha dejado la pandemia. Las organizaciones ya están comenzando a entender que una fuerza laboral líquida tiene el potencial de ser una gran ventaja competitiva3.

¿Por qué una fuerza laboral líquida?

Con una fuerza laboral líquida es posible captar los talentos que se necesitan de múltiples fuentes, tanto dentro como fuera de la organización. Se trata de un modelo flexible y adaptable que permite a las empresas contar con las personas adecuadas para un proyecto determinado durante el tiempo que dure (puede ser que esto demande dividir el trabajo en proyectos discretos). De esta forma, las compañías pueden responder rápidamente aumentando los trabajadores con habilidades específicas en áreas que lo necesitan. Algunos de sus beneficios incluyen4:

  • Mejor utilización de los recursos.
  • Visión multidimensional de cualquier problema con acceso a soluciones variadas.
  • Creación y mantenimiento de un ecosistema estimulante y colaborativo.

La tecnología será un factor determinante para permitir el cambio hacia una fuerza laboral líquida ya que el desarrollo de las tareas dependerá mucho del uso intensivo de La Nube al mismo tiempo que requerirá que los trabajadores cuenten con las habilidades digitales necesarias.

Las empresas que rompan con el paradigma tradicional de un plantel a tiempo completo pueden aprovechar el talento de un universo laboral mucho más amplio. Y las consultoras muestran que, a medida que las organizaciones afianzan su estrategia de búsqueda de trabajadores calificados dentro de la esfera de la nueva Gig Economía, alcanzan mejores resultados que los de aquellas que aún se aferran a los modelos convencionales5.

Cómo crear un espacio adecuado

En los últimos meses, el número de trabajadores freelance se ha disparado. Según un informe6 de Freelancer, una de las plataformas más populares de la nueva Gig Economía, las vacantes aumentaron más del 41% durante el trimestre de abril a junio de 2020 en comparación con el mismo período del año anterior, mientras que el salto entre el primero y el segundo trimestre de 2020 fue del 25%. Estas cifras revelan una tendencia creciente de la fuerza laboral líquida, lo cual significa que la oficina deberá transformarse para dar cabida a una amalgama de trabajadores con distintas necesidades.

La solución es un espacio flexible y versátil, listo para adaptarse a los cambios y que funciona como el propulsor de los valores y la cultura de la empresa. Un lugar donde, tanto los trabajadores a tiempo completo como los freelancers que solo estarán allí por un tiempo determinado, puedan disfrutar y desarrollar un sentido de comunidad, de pertenencia y de valores compartidos. Estos atributos son imprescindibles: el 60% de los directores ejecutivos dicen que tener la cultura adecuada es el ingrediente más importante para una innovación exitosa7.

Esta variedad de trabajadores también necesitará un set de espacios de trabajo que podrá incluir puestos compartidos y zonas de colaboración junto con salas de reuniones fáciles de reservar y áreas tranquilas para el trabajo de concentración. El equipamiento será preferiblemente ajustable, componible y rodante para flexibilizar y personalizar aún más el layout.

La idea es utilizar soluciones innovadoras para conectar todas las áreas dentro de un solo espacio y alentar a las personas a que vayan a la oficina, aun cuando la tecnología les permite trabajar dónde y cómo elijan.

Las encuestas y los estudios realizados durante la pandemia sobre el mercado laboral ponen en evidencia que el avance de la Gig Economía y el trabajo líquido han llegado para quedarse. Además de todo lo mencionado, esta modalidad tiene un beneficio adicional: permite aprovechar las habilidades infrautilizadas de los empleados a tiempo completo a través de la propia tecnología que utilizan las plataformas digitales. De esta forma, todos se benefician.

 

Referencias:

1 DELOITTE (2017): “The 2017 Deloitte Millennial Survey”.

2 SHAHAR, E. (2021): “The Freelance Revolution Is Here: Trends to Watch This Year”. NASDAQ.

3 ACCENTURE (2016): “Liquid Workforce: Building the workforce for today’s digital demands”.

4 KUMAR, K. (2020): “Architecting for the Liquid Workforce“.

5 ENDEAVOR (2019): “GIG economy: la apuesta de las grandes empresas para este año”.

6 FREELANCER (2020): “Freelancer.com reports record numbers turn tofreelancing during COVID-19 pandemic”.

7 JLL (2020): “Accommodating a liquid workforce”.

Contract Workplaces is the South American Parter of WORKTECH Academy.

Find exclusive content in the

INNOVATION ZONE

Premium content for Global Partners, Corporate and Community Members.
The latest analysis and commentary on the future of work and workplace in four distinct themes: Research & Insights, Case Studies, Expert Interviews and Trend Publications.

LEARN MORE